Vino Demencia 2007

 

 

La palabra Demencia está relacionada con lo inverosímil, un pequeño desorden mental, pero cargado de ingenio y brillantez, de eso está hecho el vino Demencia. Un proyecto joven, creado y desarrollado por gente joven, que tienen una cosa en común: les gusta el vino con locura… El nombre Demencia también responde a un juego de palabras basado en la materia prima con la que está elaborado el vino: la variedad Mencía.

 

Foto de Uvinum

 

Nacho León y Javier Vidal son dos jóvenes bercianos que han dejado sus trabajos para comprometerse con un sueño: “obtener un gran vino desde nuestra forma de entender el viñedo, el suelo y las uvas de la variedad autóctona Mencía.”

 

 

Su misión era crear un proyecto sostenible, capaz de aportar valor a sus uvas permitiéndoles, mantener y recuperar sus viñedos heredando su mejor potencial. Su visión es crecer y poder construir una bodega especialmente diseñada para desarrollar un trabajo artesanal que sea referencia en vinos de alta calidad en el Bierzo.

 

“Nuestro vino es una pequeña Demencia porque es un hobby. Algo con lo que nos divertimos y que hacemos a nuestra manera. Elegimos nuestras viñas favoritas en la región del Bierzo. ¿Son las mejores? Ni idea… pero son las que a nosotros nos gustan más. Estamos enamorados de nuestras viñas.”

 

 

Comenzaron con un pequeño terreno, cepas muy viejas, rendimientos bajos, y un suelo de características especiales, sobre todo por su composición, muy arenosa, y su inclinación. Esas peculiaridades han llevado a que las plantas, tras años de cultivo, se hayan adaptado a las características de este pequeño reducto natural.

“En todo caso, debe haber algo en esta área que nosotros no podemos explicar; en especial al final del día, cuando el sol está justo a nuestra espalda y nos transmite unas sensaciones especialmente reconfortantes.”

 

 

El objetivo de Nacho y Javier es interpretar y transmitir cómo es la viña y la influencia que ejerce en ella su viticultura y posterior elaboración del vino para llevar una parte de su pequeño terreno en cada botella.

 

 

“DEMENCIA no quiere ser un vino definido; las circunstancias de cada año, la climatología, nuestro estado de ánimo, la naturaleza, imprimen un carácter único a cada añada. Nosotros controlamos las “constantes vitales” de todo el proceso, pero se trata de un proceso natural del que nosotros somos solo “tutores” y espectadores de excepción que tratamos de disfrutar y aprender al máximo.”

 

 

Demencia nace buscando un proyecto sostenible, como respuesta a la búsqueda de un medio de vida, respetuoso con el medioambiente y con el pasado. En la viticultura se minimiza el uso de componentes no naturales y en la bodega se busca optimizar los recursos, realizando las fermentaciones en depósitos pequeños que faciliten el control de la temperatura minimizando el consumo energético.

 

 

La crianza en las barricas se realiza del mismo modo, con frecuentes catas de seguimiento, pero de una manera natural, dando tiempo al tiempo, y respetando los ciclos naturales.

 

 

La primera añada de Demencia fue el 2006 con una producción de 1.924 botellas, en la siguiente añada (la que comentamos hoy) se ha incrementado un poco la producción (4.608 botellas) que continúa respetando los valores iniciales del proyecto.

 

 

El resultado es un vino único, de carácter especial, con el que Nacho y Javier estan disfrutando enormemente y con el que esperan hacer disfrutar a mucha gente… conmigo lo han conseguido!!!

 

Demencia 2007
Bodega: Demencia de Autor
D.O.: Bierzo
Variedades de Uva: 100% Mencia
Valoración: 9’7
Precio aprox: 29€
RCP: Muy Buena

Demencia presenta un color ¿picota? Lo dejo entre interrogaciones porque es tan oscuro que casi parece negro con una capa muy alta que casi lo hace opaco. Todavía conserva el ribete violáceo aunque iniciando su camino hacia tonos teja. En nariz es potente, predominando la fruta negra muy madura macerada en licor acompañada de un espectacular fondo balsámico de bosque berciano. En boca es un portento, una marcada acidez que permite que disfrutemos de sus 15 grados sin apenas notarlos, taninos potentes y marcados, postgusto tremendamente largo. Espectacular… desde hoy me declaro demente para los restos…

 

Página web de la bodega: http://www.demenciawine.com

 

Anuncios

Vino Mengoba 2008

 

Hace unas semanas estuve con Juan, responsable de el sumiller con la intención de comprar algunas botellas que llevaba tiempo buscando “Demencia”, “La batalla de la coliflor”, “Ladredo” o “Estaladiña” también de Gregory Pérez. Vinos de los que os hablaré los próximos días. Juan insistió en que me llevase una botella de Mengoba, pero yo que “andaba de tintos” no le hice caso… al final, Juan terminó regalándome este prodigio de elegancia y mineralidad que es Mengoba.

 

 

Mengoba es una pequeña bodega del Bierzo en la que trabaja Gregory Pérez, responsable de dotar a los vinos de una enorme personalidad. Mengoba está ubicada en Sorribas, cerca de Cacabelos, cuyos viñedos se entienden por Espanillo, Valtuille, Villafranca y Carracedo. Terrenos pizarrosos, calcáreos y pedregosos donde cultivan cepas viejas que producen unas uvas repletas de mineralidad.

 

 

Para la elaboración de los vinos blancos cultivan 2 variedades de uva: Godello y Doña Blanca, en cepas de entre 25 y 80 años. El trabajo en las viñas es puramente artesanal yGregory se enorgullece de esto, llegando incluso a arar con la ayuda de vacas, una práctica ya poco habitual en el campo. También se evita, en la medida de lo posible, la intervención química en el viñedo, reservada únicamente a aquellas cepas en riesgo de enfermedad, siguiendo, como muchos de los vinos que comentamos en el blog, principios biodinámicos.

 

 

 

 

La fermentación se realiza por separado para cada variedad, la Godello fermenta en fudre de madera y la Doña Blanca en acero inoxidable. La posterior crianza sobre lías (8 meses) también se realiza por separado hasta el momento del embotellado donde se realiza el coupage final.

 

 

Mengoba 2008
Bodega: Mengoba
D.O.: Bierzo
Variedades de Uva: Godello y Doña Blanca
Valoración: 9’3
Precio aprox: 12€
RCP: Excelente

Mengoba presenta un color dorado brillante, en nariz se muestra tremendamente complejo e intenso, con una mineralidad muy marcada acompañada de fruta blanca y ligeros recuerdos de pastelería. En boca es largo, glicérico y untuoso, moviéndose con precisión entre la frescura inicial y el amargoso final en su largo recorrido. Un vino diferente que, como comenté al inicio, rebosa elegancia y mineralidad.

 

Página web de la bodega: http://www.mengoba.com/

Echádle un vistazo a la web, en la página inicial podréis ver una espectacular panorámica de uno de sus viñedos